+56 9 8776 8811

maitencillolosaromos@gmail.com

CABAÑAS LOS AROMOS

MAITENCILLO

cabecera_icono_facebook
cabecera_icono_instagram
cabecera_icono_twitter
cabecera_icono_youtube

Cabañas los Aromos. Recomendadas para parejas o familias. Frente a Marbella sector sur Maitencillo, cerro Tacna. Cabaña amplia y luminosa. Cuenta con estacionamiento y parrilla. Acceso a Aguas Blancas a 5 min caminando. La bajada es fácil, la subida es para personas con estado físico aceptable.

Nosotros

El Espacio

Nos encontramos en un lugar muy tranquilo e ideal para conectarse con la naturaleza, ubicados muy cerca de las canchas de parapentes y playas escondidas de Maitencillo. Restaurante Punta Natural a 5 minutos caminando.

Servicios y zonas comunes para los huéspedes

Todo. Hay buena comida, discoteques, dos escuelas de parapente, tres de surf, una costanera ideal para el jogging y la bici, un resort que mira desde una meseta toda la ensenada y cientos de cabañas que conviene alquilar con anticipación, porque se las pelean.

 

Maitencillo tiene siete playas, todas muy distintas, unidas por una costanera muy movida. Playa Chica, Los Pocitos (ideal para niños), El Abanico (donde se obtiene información turística), Aguas Blancas, Playa Grande (ideal para el bodyboard y el surf, igual que El Abanico) La Caleta y Los Pinos. Esta última y Aguas Blancas, junto con las vecinas Cachagua y Zapallar, son también buenas para la pesca de orilla de corvinas y lenguados.

¿Qué se puede hacer en esta playa?

En todo el eje Maitencillo-Papudo se pueden realizar cabalgatas por precios bajos en la playa y por los cerros y bosques del sector. Por tres mil pesos chilenos (4 dólares y medio) hay paseos de media hora que se pueden tomar en la playa o en el Club ecuestre Calá Vicuña de Cachagua, donde también hay clases de equitación y recorridos para grupos grandes con guía. En la playa también hay escuelas de surf, al menos tres. La clase particular individual parte en 34 dólares y cuando es un grupo, baja a 22 dólares por persona.

 

Hay equipos para alquilar para probar algo distinto hay que devolverse a las mesetas que empujan a Maitencillo contra el océano. Ahí funcionan tres clubes que ofrecen vuelos en parapente (también clases) sobre la bahía. El costo de quedar suspendidos en el cielo a 700 metros del suelo, de sentir el viento y de ver los balnearios como si fuera (SENSITIVE CONTENTS HIDDEN) Earth, está entre los 66 y los 105 dólares en el Club y Escuela Aire Libre, el más antiguo y popular.

 

El club Parapente Maitencillo también tiene alta demanda, otro sector muy apetecido en el verano es donde están las canchas de fútbol playa, vóleibol playa y fútbol tenis, en Aguas Blancas.

 

En enero se arman torneos entre los mismos turistas.
En ese mismo sector hay alquiler de bicicletas y se puede preguntar por paseos en zodiac o kayak.

Si hay algo que caracteriza a Maitencillo y sus alrededores es la gastronomía. Los santiaguinos que entienden de comida dicen que es una de las pocas zonas en las que se puede probar comida chilena típica. Recomendados: Restaurant La Canasta, con recetas del mundo y productos locales; El Caballito de Palo (carne escabechada); El Unicornio Azul (mariscos); Puntamai y El Hoyo, que tiene terraza a la playa y las mejores empanadas. Para el desayuno están el Café Ayén y El Chungungo.

actividades